Cómo mantener tus propósitos y crear nuevos hábitos

 Cómo mantener tus propósitos y crear nuevos hábitos

Texto original por @BetterIdeas , traducción y edición @GordosProfesionales

Durante la mayor parte de mi vida, luché por ir al gimnasio de manera rutinaria. Crecí jugando hockey como todos mis hermanos, solo que ellos jugaban e iban al gimnasio, en cambio yo nunca pude ser consistente. A veces iba dos semanas seguidas y luego me tomaba un mes de descanso. Siempre intentaba meterme en un ritmo, emocionarme y juraba que acabaría pareciendo Thor (Hasta que me quedé pelón).

Sé que muchas personas están exactamente en el mismo lugar, pero en los últimos años he logrado desarrollar una enorme consistencia para el gimnasio y otros hábitos que les voy a compartir. Le puedo dar mucho crédito de esto a una mentalidad particular que he adoptado cuando se trata de hacer cosas que encuentro difíciles o aburridas, medio engañando a mi cerebro le gusten dichas cosas.

Lo que importa es el camino.

Esencialmente, lo que hice fue dejar de generar motivación al pensar en un objetivo final y, en cambio, aprendí a disfrutar el proceso. ¿Qué hay de malo en visualizar un objetivo final? ¿Por qué no utilizar esta imagen de cuerpo de Dios griego como motivación para hacer ejercicio? Bueno, el principal problema que enfrentarás es el hecho de que hay una gran diferencia entre lo que se siente fantasear con este físico de Dios griego y lo que se siente estar en el gimnasio levantando pesas. Son sensaciones completamente diferente. Fantasear con tener un cuerpo increíble se siente increíble; la realidad es que ir al gimnasio es agotador. Sudar, es aburrido, se te tapa la nariz, especialmente si está haciendo cardio o algo súper repetitivo.

El segundo problema con los objetivos «aspiracionales» es que siempre será un objetivo en movimiento. No importa cuánto fantasees con esta versión perfecta de ti mismo, nunca sentirás que has llegado. E inclusive, si hipotéticamente llegaras a este objetivo, el estancamiento genera destrucción: si sólo te sientas en sus ganancias, las perderás (o sea, camarón que se duerme…). Necesitas seguir moviéndote. Tienes que amar la disciplina diaria de ir a la batalla todos los días y encontrar placer y satisfacción en la acción, en el momento presente. Si puedes hacer esto, entonces ese es el lugar feliz. La acción en sí generará su propia motivación a medida que la hagas.

Entonces, ¿estoy diciendo que es malo tener objetivos? De ningún modo. Los objetivos son realmente buenos para crear dirección. Tener un ideal es como tener una brújula. Te está guiando en la dirección correcta. Debes echarle un vistazo como referencia, pero en la lucha del día a día, no es en lo que deberías centrarte. Ahora probablemente estés pensando, ¿cómo aprendo a disfrutar y abrazar las cosas difíciles y convertirlas en una parte integral de mi vida? Hay dos cosas que realmente me ayudan a hacer eso:

No te límites.

Lo primero es operar desde una mentalidad de abundancia en lugar de una mentalidad de escasez. Cuando piensas para ti mismo, necesito ponerme fit, es una mentalidad de escasez, porque necesitas ir a buscar algo e implica que todavía no lo eres/tienes. Cuando dices, necesito ir al gimnasio porque necesito ponerme en forma, te estás diciendo inconscientemente a ti mismo, que no lo estás. Los seres humanos tienen un sentido innato de querer mantenerse intelectualmente consistentes. Cualquiera que sea nuestra identidad, nuestro cerebro buscará mantenerla. Entonces, si constantemente te dices a ti mismo que no estás en forma, ¿qué hace la gente que no está en forma? No van al gimnasio. Cuando lo miras de esa manera, ir al gimnasio siempre será algo que está fuera de ti. Es algo que no es natural para ti. ¿Por qué irías al gimnasio si no es parte de tu identidad?

En lugar de eso, intenta recordarte que la razón por la que quieres ir al gimnasio es porque eres una persona activa e ir al gimnasio es algo importante para ti. Tu salud es importante para ti. Como eres una persona activa, ir al gimnasio es algo que haces de manera natural. Eso elimina un buen de resistencia mental. Puedes usar este mismo método para leer o cocinar en casa. Si constantemente lo ves como una carga, no vas a querer hacerlo, pero si te identificas como alguien a quien le gusta leer o cocinar, será una parte de quien eres. Entonces es mucho más probable que sigas haciéndolo.

Asocia el nuevo hábito con uno que ya ames.

El siguiente consejo es un poco más práctico y un poco menos teórico, y es utilizar el «agrupamiento de hábitos» y es cuando emparejas un hábito ya existente que estás acostumbrado a hacer con el que estás tratando de trabajar . Por ejemplo, soy un fanático del café, me tomo uno en la mañana y uno en la tarde. Realmente disfruto el sabor del café y lo espero con ansias. ¿Tengo una adicción? Sí. Pero puedo aprovechar este hábito para adoptar otro. Una excelente opción para acompañar una adicción al café es leer. Y así es exactamente cómo comencé a leer más libros: cada mañana junto a mi cafetera, coloco el libro que quería leer, y solo me permitía disfrutar de mi bebida SI estaba leyendo, ¡listo! Y lo loco de esto es que eventualmente comienzas a acostumbrarte a leer tanto si tomas café o no. La acción de abrir un libro y leer se vuelve mucho más natural, se convierte en algo muy agradable para ti.

Otro ejemplo: Si tienes un álbum que sueles escuchar, Post Malone, por ejemplo, entonces debes aprovechar eso. Permítete escuchar las dulces y sensuales canciones de Malone pero sólo cuando estás en el gimnasio. Esta es una de las principales formas en que comencé a ser consistente en el gimnasio. Y al igual que tomar café y leer. Una vez que comienzas a usar la agrupación de hábitos para desarrollar una asociación positiva, tu mentalidad cambia completamente. Muy pronto te gustará ir al gimnasio por la forma en que te hace sentir.

En resumen, deja de generar motivación día a día fantaseando con algún tipo de objetivo final al que nunca llegarás. En su lugar, usa los cambios de mentalidad apropiados y la herramienta de agrupamiento de hábitos. Te encantará el proceso y te ayudará a hacer estas cosas por tu propio bien.

Xanic

http://gordosprofesionales.wordpress.com

Para nosotros, comer bien es algo serio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: